Consiste en la resección del exceso de piel y grasa por debajo del ombligo, asociado a la plastía de los músculos de la pared anterior del abdomen.

Se puede efectuar simultáneamente lipoescultura de dorso, la parte baja de la espalda y todo el abdomen. (Esta técnica se conoce como lipoabdominoplastía).

El resultado es la modelación de la forma abdominal (cintura y pared anterior plana) junto con una piel más tensa y disminución del volumen graso.

Si bien la resección cutánea es extensa la cicatriz que queda se cubre fácilmente con ropa interior o traje de baño pequeños. La cicatriz del ombligo es poco evidente.

Esta intervención quirúrgica se efectúa con anestesia regional o general. Puede asociarse a la reparación de hernias de la pared abdominal, cirugías ginecológicas (Ej. Histerectomía) o cirugías del tracto urinario.

Requiere de una hospitalización de 48 horas. Reposo de actividades físicas por 2 a 4 semanas, dependiendo de lo extenso de la cirugía.