El aumento de volumen mamario se efectúa mediante la colocación de un implante mamario de gel cohesivo de silicona. La ubicación del implante puede ser retroglandular (detrás de la glándula) o retro muscular (detrás del músculo pectoral mayor). Esta ultima opción se utiliza en pacientes delgadas, para que el implante no se note bajo la piel.

La anestesia puedes ser regional (epidural toráxica) o general.

La hospitalización puede ser transitoria o de 24 horas (esta última es una mejor opción médica para confort y control médico de la paciente). Las incisiones para colocar el implante pueden ser en la mitad inferior del contorno areolar, en el surco submamario o por vía axilar, siendo las dos primeras las más utilizadas.

Existen diversos tipos de implantes mamarios, tanto en forma como tamaño y volumen, la paciente debe informarse respecto a esto ya que eso le permitirá elegir el más adecuado según sus expectativas de cambio. La cirugía tiene una duración de dos horas.

El post operatorio no es muy molesto, siendo un poco mas doloroso cuando el implante queda en posición retromuscular.

Habitualmente en un plazo de 7 a 10 días la paciente vuelve a retomar sus actividades normales, estando en condiciones de realizar actividades deportivas entre 3 a 4 semanas de efectuada la cirugía.