Masaje con técnicas manuales activas que mejoran la vascularización y calidad de la piel al devolverle el aspecto firme y terso.

Está indicado en personas que presentan flacidez en la piel porque han perdido peso, reducido tallas o medidas, personas que bajan y suben de peso fácilmente y después del parto, porque ayuda a tensar la piel.

Debe ser realizado 3 o 2 veces a la semana con un mínimo de 10 sesiones para que se cumplan los objetivos esperados. La duración de cada sesión es de 60 minutos.